En un estudio sobre liderazgo de la Escuela de Negocios de Harvard, los investigadores encontraron que la característica predominante de los 125 líderes estudiados, fue la autenticidad. Desde mi punto de vista ser auténtico requiere autoconocimiento. La autenticidad está relacionada con la coherencia entre lo que hacés, sentís, decís y pensás. Para llegar a ese punto es necesario conocer tus valores, tu propósito, tus emociones, tu cuerpo y tus patrones mentales.

El Método DeROSE, que practico y enseño hace casi 20 años, además de proporcionar herramientas para la calidad de vida y el mayor rendimiento, tiene la propuesta de conducir a un estado de expansión de la conciencia y autoconocimiento. ¡Esto es lo que más me sedujo desde el primer momento!  A lo largo de los años noté que de la mano del autoconocimiento y la autenticidad que aumentan, se van incrementando también otras capacidades muy útiles para cualquier líder y/o emprendedor. Estas son:

  • Resiliencia: cuando conocés tus fortalezas y debilidades, la capacidad de afrontar situaciones adversas e incluso salir fortalecido de ellas aumenta, porque sabés con qué recursos contás, qué tenés que desarrollar y cuándo precisás pedir ayuda.
  • Inteligencia emocional: el primer paso para gestionar las emociones con inteligencia, es poder identificarlas.
  • Administración del tiempo y la energía: distinguir con claridad lo importante de lo accesorio, nos permite aprovechar mejor el tiempo y la energía, enfocarnos y dar prioridad a lo más relevante

Autoconocimiento es libertad, la libertad de elegir a cada minuto lo más coherente con tu esencia, con tus valores, con vos mismo. Y es conocer la responsabilidad que esa libertad implica, pues nuestros actos, palabras e incluso pensamientos repercuten también en los demás seres humanos, en las otras especies de la naturaleza y en el universo del cual formamos parte.

Aumentar el autoconocimiento requiere compromiso y tiempo. No es algo que se consigue con un test o curso corto on line. Y siempre los resultados serán mejores adoptando algún método, filosofía o disciplina que tenga este objetivo.