Back to the top

silvina

Respiración. mucho más que una función orgánica

A pesar de ser una función imprescindible del organismo, la respiración se realiza habitualmente de manera involuntaria. La gran mayoría de las personas desconoce que sólo con tornarla consciente, aprovechar mejor la capacidad pulmonar y administrar el ritmo, es posible producir grandes cambios en los planos físico, emocional y mental.
Esto no es un nuevo descubrimiento. Existen técnicas de más de 5.000 años que utilizan la respiración como medio para aumentar el caudal de energía en el organismo y para desencadenar diversos estados de conciencia.

…Controlando los ritmos respiratorios,
dominamos nuestras emociones y acciones.
Alterando los niveles de profundidad de la respiración,
conquistamos nuevos estados de conciencia…

DeRose

El truco para generar esos cambios es simple, basta observar la respiración en diferentes situaciones y luego reproducir, conciente y voluntariamente, la forma de respirar propia de aquellos estados que nos son más favorables para generar estabilidad y desarrollarnos.

Observemos nuestro cuerpo. El ritmo respiratorio, cardíaco y la actividad orgánica están sincronizados; al disminuir el primero, disminuyen también los otros dos. Si prestamos atención a nuestra musculatura, también podemos notar como la tonicidad varía según estemos inspirando, exhalando o reteniendo el aire. O como cuando estamos cansados, espontaneamente realizamos una inspiración más profunda y retenemos el aire unos instantes para oxigenarnos mejor y vitalizarnos.

Empezá a prestar atención, que pasa con tu respiración cuando sentís placer o bienestar? Y cuando tenés miedo o ansiedad, notaste como la respiración se agita y se hace superficial? O como se vuelve irregular cuando la mente está inquieta? Por el contrario, si estamos emocionalmente estables y nuestras ideas están claras y ordenadas, la respiración fluye en forma regular y lenta.

Para poner en práctica!

Sentáte sobre los talones con la espalda derecha y prestá atención para que tu respiración tenga las siguientes características:
Consciente: observá tu respiración; así podrás mejorar y desarrollar todas las demás características.
Nasal: respirá siempre por la nariz. Profunda: observá que la respiración sea profunda, tanto al inspirar como al exhalar.
Completa: utilizá la totalidad de la capacidad pulmonar, combinando respiración abdominal, intercostal y clavicular. Colocá una mano sobre el abdomen (en la región del ombligo) y la otra sobre las clavículas y observá si al inspirar estás llenando las partes baja, media y alta de los pulmones, dilatando para ello el abdomen, la zona intercostal y la parte alta del pecho, y al exhalar vaciándolas en sentido inverso.
Silenciosa: respirá sin emitir ningún sonido. Para conseguirlo, es importante que no hagas fuerza para absorber o expulsar el aire a través de las fosas nasales.

Si entrenás con regularidad en un inicio vas a notar un cambio en el organismo: habrá más energía, vitalidad y mejor disposición para cualquier cosa que tengas que realizar. Y luego, con el tiempo de práctica las técnicas de respiración son capaces de desencadenar modificaciones profundas que trascienden el bienestar de un momento en particular, mejorando la calidad de vida, proporcionando mayor estabilidad y transformándose en una herramienta más para el autoconocimiento.

Reflexiones sobre la libertad

Reflexiones sobre la libertad

Desde muy chica siento que la libertad es imprescindible para mi bienestar y para mi desarrollo personal, y siempre voy a su encuentro.

Tal vez muchos coincidan con esto, pero muy probablemente el concepto de libertad varie entre unos y otros. Para vos qué es la libertad? Qué cosas te hacen sentir libre y cuáles te lo impiden? Pensás que la libertad y la responsabilidad van de la mano?

Para mí, la libertad precisa del autoconocimiento, el coraje,  la creatividad y la responsabilidad para poder manifestarse en forma plena y respetuosa.

Autoconocimiento para descubrir nuestros valores y propósitos,

Coraje para vivir en forma coherente con esos valores y propósitos, aunque a veces sientas que tenés que desafiar un poco al Statu Quo. En mi experiencia personal,  no hay nada que me haga sentir más libre que la coherencia entre lo que siento, digo y hago. Para mí, la autenticidad, subyace a la libertad.

Creatividad para reinventar y reinventarte cada vez que no estás conforme con algo y sentís que coarta tu libertad.

Responsabilidad sobre nuestra forma de ejercerla. Nuestros actos, palabras y pensamientos,  tienen impacto no sólo en nuestra vida sino también la de los demás. Y como dijo la gran Simone de Beauvoir “Ser libre es también querer la libertad de los demás”.

Para poner en práctica! Libertad y responsabilidad

Sí estás de acuerdo con que la libertad y la responsabilidad son inseparables para construir un mundo mejor y más tolerante,  te propongo empezar a prestar más atención a tu manera de actuar, a tu forma de expresarte e incluso a tus pensamientos, para poder elegirlos conscientemente y tener un impacto positivo sobre los otros seres humanos, sobre su libertad y sobre la naturaleza.

Mentalización: el arte de conducir los los pensamientos

“Los pensamientos son como las piedras, construyen, entierran o matan” DeRose

Conscientes o no, voluntarios o involuntarios, nuestros pensamientos van moldeando la realidad. Los pensamientos influyen en como nos sentimos, y la forma de sentirnos determina nuestro comportamiento. En este artículo te propongo empezar a tomar consciencia de los mismos y aprender a utilizarlos para construir. ¿Cómo? A través de las técnicas de mentalización.

Según la Real Academia Española, mentalizar es preparar o predisponer la mente de alguien de modo determinado. Para hablar de las técnicas de mentalización o mindfitness es necesario ampliar esa definición, aclarando que las mismas utilizan los pensamientos de manera voluntaria y consciente. A través de la mentalización de formas, colores, sonidos y visualización de imagenes dinámicas, creamos arquetipos de lo que queremos conseguir en nuestra vida, nuestro cuerpo, nuestras finanzas, etc. Estas técnicas también pueden utilizarse para modificar creencias limitantes. La mentalización es una poderosa herramienta para transformar la realidad interior y exterior.

¿Cómo funciona esto?

El cerebro no distingue entre lo real y lo imaginario

El cerebro reacciona a los estímulos y envía órdenes al organismo aún cuando estos hayan sido sólo imaginados. Por ejemplo: sí imaginamos un alimento sabroso cuando estamos con hambre, comenzamos a salivar o sí pensamos en una situación desagradable o amenazadora, se desencadena una serie de reacciones orgánicas como el cambio en el ritmo cardíaco y la sudoración. Además cualquier acción que realicemos en nuestra mente, activa las mismas áreas del cerebro y crea o refuerza las mismas conexiones de neuronas que cuando esa acción es efectivamente ejecutada.

Actualmente los deportistas usan la mentalización como parte de su entrenamiento para aprender nuevas rutinas, desarrollar habilidades y aumentar su autoconfianza para las competencias. Esto comenzó en los años 80′, con un proyecto llamado Visual Motor Rehearsal cuando el psicólogo Dr Denis Waitley lo implementó en el programa olímpico de Estados Unidos. Con las investigaciones fué demostrado también que cuando los atletas imaginaban una rutina de movimientos se activaban los mismos músculos que si efectivamente los estuvieran realizando .

En mi experiencia personal la mentalización me sirve también como un recordatorio de lo que quiero conquistar, haciendo que me mantenga enfocada y que lleve a cabo las acciones necesarias para llegar a mi meta.

Para poner en práctica!

  • Elegí un objetivo. Puede ser del ámbito profesional, deportivo, afectivo o cualquier otro. Es importante que te enfoques sólo en una cosa.
  • Visualizate a vos mismo como si estuvieras viéndote en una película. Mentalizá que estás alcanzando esa meta que elegiste.
  • Visualizá todos los detalles, no pongas límites.
  • Siempre mentalizá con un enfoque positivo lo que querés conquistar. Por ejemplo, es mejor visualizarse saludable que sin enfermedades.
  • Repetí esta mentalización diariamente.

Al comienzo, para concentrarte mejor, buscá un lugar donde no te interrumpan, sentate en una posición cómoda y cerrá los ojos. Luego con un poco de entrenamiento, vas a notar que esto ya no es necesario y podrás mentalizar en cualquier momento y lugar.

Buena práctica!

Respetar el espacio vital – Buenas relaciones humanas

Esta vez mi artículo es para compartir parte de un texto del libro Método de boas Maneiras, de DeRose

La teoía del espacio vital explica que cada ser humano tiene un espacio territorial en torno de si, que varia conforme la raza, el país y la educación. Como regla, cuanto más sensible y educada es la persona, mayor espacio vital precisa.

Esta teoría fué descubierta cuando un grupo de científicos observó sin ser visto, diversos pares de personas dentro de una sala vacía con apenas dos sillas para sentarse. Mientras los hacían esperar el supuesto inicio de la experiencia, los sujetos se sentaban y se ponían a conversar. Se descubrió entonces, por ejemplo, que los ingleses que se sentaban a una buena distancia, conseguían mantener una conversación amena durante horas. En cambio, los italianos que colocaban las sillas tan próximas que sus rodillas casi se tocaban, en poco tiempo estaban exaltados y discutiendo agresivamente.

El espacio territorial de una persona es aquel que ella se reserva el derecho de disfrutar y, dentro de cuyas fronteras, cualquier ser humano es persona non-grata. Eventualmente, se abren excepciones para los amigos, parientes y seres queridos, siempre que conozcan sus límites y sean comedidos en esa invasión concedida.

Mismo una persona amada, si permanece mucho tiempo muy próxima puede generar incomodidad. Si esa proximidad es constante, surgen peleas, que pueden ser desencadenadas por razones muy fútiles…

Obsérvese que mucho de lo que se denomina etiqueta social e, nada más, nada menos que el estabelecimento formal de límites.”

Entonces ¿qué hacer para no invadir el espacio vital del otro y evitar incomodarlo o incluso violentarlo?

Siguen abajo algunos consejos que DeRose da en otro capítulo y que me fueron muy útiles y fáciles de aplicar.

Para poner en práctica!

  1. No bloquear

La propuesta de este ítem es estar atentos para no bloquear el camino cuando alguien quiere pasar y correrse del lugar, incluso antes de que precise disminuir la velocidad o solicitarnoslo. Es una actitud amable y evita que el otro se incomode.

  1. No restringir

Como dice DeRose “ No es sólo con el cuerpo que se impiden los movimientos de una persona, también con la palabra”

Llamar a una persona para conversar sobre algún asunto cuando está retirándose de un lugar es restringirla, es no dejarla que se dirija libremente hacia donde iba. Si esto sucede de vez en cuando, no pasa nada. Pero cuando esto se repite constantemente, termina generando irritación en quien es interrumpido una y otra vez por la misma persona. Evitar restringir, nos evita peleas y explosiones irracionales sin motivos aparentes pero que fueron generadas por la invasión constante del espacio vital.

Antes de llamar a alguien que está saliendo o dirigiéndose a algún lugar, observá si es un buen momento, preguntate si es realmente imprescindible, y si no lo es espera.

  1. No interrumpir

Como regla general no interrumpas a nadie, no importa lo que esté realizando, sea que esté trabajando, leyendo, conversando o mirando una película. Espera que termine. En caso que sea algo realmente urgente o muy importante, en mi experiencia lo que me funciona bien es primero pedir disculpas por interrumpir y preguntar si tiene un minuto para escuchar, y por supuesto ser breve.

Si te gustaron estas sugerencias, te invito a leer los artículos que publiqué anteriormente en los que comparto técnicas y tips para aumentar la calidad de vida y el rendimiento.

Estrés – Transformando la amenaza en un simple desafío.

El estrés es un conjunto de alteraciones biológicas (liberación de adrenalina, aceleración del ritmo cardíaco y respiratorio, tensión muscular) desencadenadas cuando nos sentimos amenazados por no contar con los recursos necesarios (energía, herramientas, conocimiento, etc) para enfrentar una situación, dificultad, trabajo, etc. Es decir que se produce cuando hay un desfasaje entre la demanda (ya sea real o imaginaria) y los recursos de los que disponemos.

Tener una estructura psicofísica fuerte y un elevado nivel de energía hace que esas demandas que sentimos amenazantes, puedan empezar a percibirse como un simple desafío.

Existen una infinidad de herramientas técnicas que proporcionan un incremento de salud y vitalidad y hábitos que podemos desarrollar para promover el buen funcionamiento del organismo, una mejor gestión de las emociones y el aumento de concentración y claridad mental. Las que voy a compartir en este artículo son algunas de las que utilizo y enseño hace casi 20 años y forman parte de DeROSE Method.

El estrés en sí no es bueno ni malo, es un mecanismo ancestral que prepara al cuerpo para huir o luchar, fue esencial para la supervivencia de la especie. En la época de las cavernas, el hombre tenía que enfrentarse con animales salvajes, con grupos de otras tribus, salir a cazar o treparse a los árboles para conseguir alimento. Todo esto era realmente una cuestión de vida o muerte y requería fuerza física para resolverse, por eso el cuerpo reacciona de esa manera.

Hoy en día este mecanismo es completamente inadecuado. Incluso muchas veces se transforma en algo perjudicial debido a la frecuencia con la que nos sentimos amenazados y a que las “amenazas” que enfrentamos requieren recursos bien diferentes a las de nuestros antepasados, ya no es una cuestión de preparar el cuerpo para huir o luchar. En consecuencia la tensión física y los residuos provocados por esa reacción van acumulándose en el organismo, disminuyen las defensas y finalmente surgen las principales dolencias asociadas al estrés.

PARA PONER EN PRÁCTICA

Entonces, ahora sí veamos cuáles son esas técnicas y hábitos que podemos incorporar a nuestro día a día para administrar mejor el estrés.

Reeduca la respiración

La respiración profunda, completa y lenta aumenta la vitalidad, favorece la oxigenación del organismo y es gran una herramienta para gestionar las emociones, como está demostrado ya por una gran cantidad de investigaciones como esta que comparto aquí https://neurosciencenews.com/memory-fear-breathing-5699/

  • Respirá siempre por la nariz; observá que la inspiración y la exhalación sean bien profundas y lentas.

  • Al inspirar llená sucesivamente las partes baja, media y alta de los pulmones, dilatando para ello el abdomen, la zona intercostal y la parte alta del tórax.

  • Retené el aire unos segundos y exhalá en sentido inverso, vaciando primero la parte alta, luego la parte media y finalmente la parte baja de los pulmones.

Incorporado esto luego de unos meses de práctica, suma ritmo y retenciones con aire y sin aire, utilizando el mismo tiempo para todas las fases. Por ejemplo: 4 segundos para inspirar, 4 para retener con pulmones llenos, 4 para exhalar y 4 para estar con pulmones vacíos. Este ritmo proporciona estabilidad en todos los planos.

Entrená el cuerpo de manera inteligente, sin forzar ni generar cansancio.

  • Tomate unos minutos todos los días para realizar posiciones que muevan tu columna en todos los sentidos (flexión lateral, torsión, flexión hacia adelante y flexión hacia atrás). De esta forma vas a mantener tu columna flexible y elongar la musculatura.

  • Permanecé en cada una el máximo de tiempo posible que te resulte confortable, por lo menos 30 segundos!. Luego pasá a la posición siguiente, sin repetir.

Al permanecer en la posiciones estarás comprimiendo o distendiendo órganos, plexos, glándulas y favoreciendo la irrigación sanguínea de diferentes regiones del cuerpo. En definitiva, mejorando la salud y aumentando el bienestar físico con un impacto positivo para el estado emocional y mental.

Si te interesa recibir un video con una secuencia grabada, comentá este artículo y te la envío por mensaje privado.

Cuidá tu alimentación

Para tener más energía probá:

  • Reducir el consumo de alimentos embalados, de origen animal y frituras.

  • Aumentar el consumo verduras, frutas frescas y secas.

Si prestás atención a cómo te sentis luego de cada comida, vas a notar que hay algunos alimentos que te dan más energía y otros que te generan pesadez y somnoliencia. Entonces si vas a tener una reunión o tenés que resolver un tema importante, pensá bien qué vas a comer ese día!

Entrená tu capacidad de estar presente

Para finalizar el artículo, te dejo el desafío de que busques estar realmente presente cuando realices las técnicas propuestas en los ítems anteriores y cuando te alimentes también. Estar concentrado, estar presente te permitirá mejorar tu desempeño, disfrutar más lo que hacés y eliminar la ansiedad, generalmente desencadenada porque tu mente está pensando en en el futuro.

Cada vez que notes que te estás dispersando, utilizá las sensaciones físicas para volver tu atención al presente. De esta forma vas a ir reeducando a tu mente para que deje de dispersarse y se mantenga presente y enfocada en lo que querés.

Si te gustó el artículo, te invito a leer los que publiqué anteriormente en los que vas a encontrar más información sobre las técnicas que mencioné y otros temas relacionados con calidad de vida y rendimiento.

¿Qué tan responsable sos de tu situación actual?

En las filosofías antiguas de la India hay un concepto para designar a la ley de acción y reacción, de causa y efecto. Tal vez al leer esto te estarás preguntando por qué la filosofía se interesa por esta ley. Te respondo, porque la misma rige nuestra vida, porque está relacionada con la libertad y con la responsabilidad que tenemos sobre nuestros actos y sobre lo que somos, tema del que luego hablaron también los filósofos existencialistas.

Cada acción que realizamos genera una reacción, tiene sus consecuencias aún cuando haya sido la acción inicial palabra o pensamiento. Así, habitualmente sin ser conscientes de ello, cada pequeña cosa que hacemos va moldeando y modificando nuestra realidad, nuestras relaciones, nuestra salud, nuestra situación financiera, etc, etc, etc. Como dice DeRose, mi supervisor y sistematizador del Método que enseño y practico, estamos todo el tiempo tejiendo nuestro futuro inmediato y distante.

Saber que existe esta ley implica una gran responsabilidad, porque si sabemos que no hay cómo zafar de las consecuencias, entonces tenemos que ser más cuidadosos con nuestras acciones y elecciones. Y además, cuando nos hacemos conscientes de que nuestra realidad, fué construída en un gran porcentaje por nosotros mismos (hay un porcentaje que no depende de nosotros, pero es ínfimo comparado con el que si), ya no podemos responsabilizar a los demás por lo que nos sucede!!!

Pero también teniendo este conocimiento, entendemos que tenemos libertad, que tenemos la posibilidad de transformar nuestra vida, nuestro destino. Y como dijo una vez un colega: “cuando sos consciente de que todas tus acciones, palabras y pensamientos generan un movimiento, estás dando el primer paso hacia el lugar al que realmente quieres ir”

¡Para poner en práctica!

Un ejercicio que me gusta realizar cuando no estoy conforme con alguna situación que estoy pasando o con los resultados obtenidos, antes de responsabilizar a los demás hago autoestudio para identificar cuáles fueron las acciones, palabras y/o pensamientos que me llevaron allí. Habiendo tomado consciencia de eso, entiendo que es lo que tengo que modificar o desarrollar y me pongo manos a la obra. Y es esto lo que me hace sentir libre!

buenas relaciones

Buenas relaciones, más calidad de vida.

¿Ya notaste cómo mantener buenas relaciones mejora tu calidad de vida y tu rendimiento? No importa si las personas con las que te relacionas son íntimas o desconocidas, evitar enfrentamientos y resolver los problemas de manera educada y cordial evita desgastes, cansancio y dispersión mental.

La emoción es energía, una vez que surgió no desaparece por eso es importante no reprimirla y conducirla conscientemente de manera saludable. Sí la reprimimos en algún momento va a explotar, ya sea saliendo hacia afuera y generando una pelea o hacia adentro produciendo malestar o enfermedad física o psíquica. Entonces ¿qué hacer con esa energía? ¿Cómo ponerla hacia afuera sin estallar? Van aquí algunas sugerencias, que en lo personal mejoraron mucho mis relaciones

Comunicar lo que nos pasa es importante, todo puede ser dicho sin generar enfrentamiento si se dice con amabilidad y cariño. Prestá atención a tu tono de voz y a tu postura, hablá en un momento en que la emocionalidad no esté a flor de piel. Sí algo te molesta, no esperes a que suceda una y otra vez para decirlo, comunicalo lo antes posible eso te permitirá hacerlo de buena manera.

Sublimar esa emoción transformándola en otra cosa, por ejemplo podés usar esa energía para trabajar en algún proyecto que tengas o salir a entrenar.

Ponerse en el lugar del otro y tratar de entender por qué actuó de esa manera siempre ayuda a evitar enfrentamientos. Tiene miedo de algo? Está irritable por problemas familiares o laborales? No descansó bien? Se sintió agredido con algo que dije o hice?

Pedir disculpas, con sinceridad y cariño, siempre funciona bien.

Ahora, a ponerlas en práctica. ¡Ëxitos!

 

Meditación, mindfullnes y mindfitness

Actualmente se escucha hablar cada vez más sobre estos temas, y ya hay una gran cantidad de investigaciones científicas que avalan el uso de estas técnicas como una herramienta poderosa para el desarrollo personal, el bienestar y el rendimiento. Sin embargo, hay mucha confusión sobre el tema y por eso decidí escribir este artículo tomando las claras explicaciones de DeRose, mi Supervisor y Mentor.

Mindfullnes – es el estado mental de concentración en las experiencias que están siendo vividas, con foco total en el aquí y ahora.
Mindfitness – es el entrenamiento de la mente, a través de mentalización de formas, colores, sonidos y visualización de imágenes dinámicas, creando arquetipos de lo que queremos conseguir o de lo que queremos modificar en nuestra vida, nuestro cuerpo, nuestras finanzas, etc.
Meditación – es un estado de supraconsciencia, en el cual la consciencia se expande y la lucidez aumenta. Pero ¿cómo se conquista este estado?
A través de técnicas de concentración y saturación mental sobre un mismo objeto, se consigue parar el pensamiento y es entonces cuando la conciencia pase a fluir en el plano intuicional sin las restricciones del intelecto (lógica, memoria, asociaciones) proporcionándonos un conocimiento más auténtico por vía directa. Por esto podemos decir que la meditación es por ejemplo una herramienta poderosa para la toma de decisiones

Además cuando la lucidez aumenta la persona gana más conocimiento sobre sí misma, se vuelve más consciente de su interacción con el entorno y de su capacidad para mejorarlo.

Meditación, mindfulness y mindfitness, siempre formaron parte del acervo de técnicas DeRose Method, el Método que enseño y practico hace casi 20 años y puedo asegurar que generan un impacto más que positivo en la vida cotidiana. Con respecto a estas dos últimas, no usamos esa nomenclatura, ya que son técnicas muy antiguas surgidas hace miles de años, cuando esa terminología no existía.

Para poner en práctica!
Una técnica simple para comenzar a entrenar es concentrarse por ejemplo en la imagen, hoy te sugiero la de un sol pero podría ser, la luna, una estrella, una figura geométrica, o cualquier otra imagen de tu agrado. O incluso un sonido.

1) Sentate en una posición que te resulte confortable, con la espalda erguida.
2) Cerrá los ojos y descontraé el rostro, dejando que se esboce una sonrisa sutil que te ayudará a concentrarte mejor.
3) Visualizá un sol en tu entrecejo y concentráte en el intentando no pensar en nada más. Cuando surjan dispersiones, dejalas pasar y volvé rápidamente tu atención a esa imagen con la firme intención de mantenerte enfocado en ella por más tiempo. No desistas, insistí una y otra vez pero sin forzar y sin reprimir los pensamientos.

Luego de algunos minutos, al llevar la atención una y otra vez al mismo punto la mente se satura y los pensamientos comienzan a aquietarse.

El tiempo mínimo sugerido para este ejercicio es de 5 minutos.

¡Buena práctica!

 

 

¿Cómo está tu calidad de vida hoy?

¿Cómo está tu calidad de vida hoy?

Mucho hablamos de mejorar nuestra calidad de vida, pero si pudiese preguntar a los lectores qué es calidad de vida, probablemente cada uno responda algo diferente.

En esta nota quiero compartir la definición de calidad de vida propuesta por el Profesor DeRose. Les propongo utilizar los ítems que él menciona como guía para observar cuáles ya tienen incorporados, y de a poco ir sumando los que aún no.

Calidad de vida es:

1)  adoptar hábitos que promuevan y mantengan la funcionalidad del cuerpo, del emocional y del mental,

2)  buscar el perfeccionamiento y desarrollo de nuestras habilidades, a través de buena alimentación, buena forma y buena cabeza.

3)  relacionarse de manera descontraída, ética y responsable con el medio ambiente y el medio sociocultural, procurando compartir e interactuar, agregando siempre generosidad, elegan­cia, respeto y cariño a nuestras relaciones humanas.

4)  adoptar una visión de mundo que nos motive a buscar el desarrollo y el perfeccionamiento continuos, conquistando nuestra excelencia a través del estudio, de los ideales y del autoconocimiento.

5)   mantener un padrón de gastos dos escalones por debajo de lo ganamos.

6)  vivir cerca del trabajamos.

7)  alimentarse con frugalidad.

8)  lograr extraer satisfacción de todas las cosas.

9)  invertir el propio tiempo dando atención a los amigos y a los conocidos.

10) no dejarse abatir por los contratiempos de la vida

En síntesis, calidad de vida es tornar la existencia menos complicada, es hacer lo que da placer, con alegría, salud y bienestar.

RESPIRACIÓN CONSCIENTE

RESPIRACIÓN CONSCIENTE

Una herramienta para la gestión de las emociones.

Podemos decir que la respiración es la función vital más importante, de ella dependen todas las demás. Respirar bien implica vivir mejor, tener más calidad de vida, ser más productivo y sentirse mejor tanto física como emocionalmente. Pero debido al estilo de vida actual, la mayoría de las personas respira de forma superficial e insuficiente, utilizando una ínfima parte de su capacidad pulmonar, apenas entre un 10% y 15%

Existe un estrecha relación entre como nos sentimos, física, emocional y mentalmente, y el modo en que respiramos. Y no precisamos nigún estudio ciéntifico para demostrar esto, basta con observarse a sí mismo. ¿Cómo es la respiración cuando estamos enojados o muy dispersos? ¿Y si estamos concentrados, o tranquilos?

La buena noticia es que esta relación es bidIireccional. Por lo tanto si modificamos voluntariamente la respiración, aprendiendo a través del entrenamieto a cambiar su ritmo y profudidad, podemos transformar aquellos estados que deseamos y administrar mejor nuestras emociones, pensamientos y acciones.

En 2007 investigadores de la Universidad de Londres, demostraron que disminuir el ritmo de la respiración, contribuye para que el cerebro y el cuerpo salgan por ejemplo del estado de estrés o de un estado emocional. Esto sucede porque al respirar lento ya que se reequilibra su actividad, dejando de tener predominancia la actividad del sistema límbico (responsable de las emociones) y volviendo a predminar la del neocortex pre-frontal, la parte racional.

Para poner en práctica

El primer paso para reeducar la respiración es que empieces a prestarle más atención. Sólo con eso vas a notar que empezás a respirar más profundo y más lento. Luego cada vez que puedas tomate unos minutos, sentate en una posición cómoda pero con la espalda bien erguida y entrená la respiración abdominal. Para inspirar, dilatá el abdomen y para exhalar contraelo.
Grabate esta regla: cuando el aire entra, el abdomen sale. Cuando el aire sale, el abdomen entre. De esta forma vas a estra utilizando la parte baja de los pulmones, con una capacidad mayor que la alta, que es la que utiliza la mayoría de las personas.

Entrenar esta técnica con regularidad, tiene un impacto sumamente positivo en el día a día. Espero que la aproveches!

© 2017 bienestaryproductividad.com.ar | Desarrollo Web: Ari Palmieri