RESPIRACIÓN CONSCIENTE

Una herramienta para la gestión de las emociones.

Podemos decir que la respiración es la función vital más importante, de ella dependen todas las demás. Respirar bien implica vivir mejor, tener más calidad de vida, ser más productivo y sentirse mejor tanto física como emocionalmente. Pero debido al estilo de vida actual, la mayoría de las personas respira de forma superficial e insuficiente, utilizando una ínfima parte de su capacidad pulmonar, apenas entre un 10% y 15%

Existe un estrecha relación entre como nos sentimos, física, emocional y mentalmente, y el modo en que respiramos. Y no precisamos nigún estudio ciéntifico para demostrar esto, basta con observarse a sí mismo. ¿Cómo es la respiración cuando estamos enojados o muy dispersos? ¿Y si estamos concentrados, o tranquilos?

La buena noticia es que esta relación es bidIireccional. Por lo tanto si modificamos voluntariamente la respiración, aprendiendo a través del entrenamieto a cambiar su ritmo y profudidad, podemos transformar aquellos estados que deseamos y administrar mejor nuestras emociones, pensamientos y acciones.

En 2007 investigadores de la Universidad de Londres, demostraron que disminuir el ritmo de la respiración, contribuye para que el cerebro y el cuerpo salgan por ejemplo del estado de estrés o de un estado emocional. Esto sucede porque al respirar lento ya que se reequilibra su actividad, dejando de tener predominancia la actividad del sistema límbico (responsable de las emociones) y volviendo a predminar la del neocortex pre-frontal, la parte racional.

Para poner en práctica

El primer paso para reeducar la respiración es que empieces a prestarle más atención. Sólo con eso vas a notar que empezás a respirar más profundo y más lento. Luego cada vez que puedas tomate unos minutos, sentate en una posición cómoda pero con la espalda bien erguida y entrená la respiración abdominal. Para inspirar, dilatá el abdomen y para exhalar contraelo.
Grabate esta regla: cuando el aire entra, el abdomen sale. Cuando el aire sale, el abdomen entre. De esta forma vas a estra utilizando la parte baja de los pulmones, con una capacidad mayor que la alta, que es la que utiliza la mayoría de las personas.

Entrenar esta técnica con regularidad, tiene un impacto sumamente positivo en el día a día. Espero que la aproveches!